lunes, 22 de junio de 2009

¿Atenas o Jerusalén?


Artículos de Metapolítica
Por Eduardo Hernando Nieto


Una de las tesis más conocidas del profesor Leo Strauss es sin duda el reconocimiento de que la grandeza de Occidente se ha logrado gracias a la tensión entre Atenas y Jerusalén, es decir, que nuestra cultura Occidental no hubiese sido factible sin el concurso de la razón y de la fe. Se trata pues en ambos casos de dos manifestaciones distintas de sabiduría, para la Biblia la sabiduría empieza con el temor a Dios mientras que para la filosofía ésta empieza con el asombro. Si alguien pretende buscar la sabiduría – como es el caso de Strauss – entonces tendrá que colocar sobre la mesa las dos perspectivas y escuchar que es lo que tienen que decir casa una de ellas, para poder escoger, sin embargo, tal acto implicaría ya una toma de partido a favor de la filosofía.

Ciertamente, es posible encontrar varias coincidencias entre ambas, de hecho, la teología y la filosofía clásica se oponen a muchos de los más importantes rasgos de la modernidad, el antropocentrismo, el giro de la moral hacia los derechos antes que las obligaciones (como sugieren los enfoques liberales contemporáneos) o la dependencia del hombre hacia la historia, (historicismo) así mismo, ambos abogan por la recuperación de la moral. En este sentido, tanto Atenas como Jerusalén son los grandes enemigos del nihilismo y el materialismo que se cierne sobre el mundo contemporáneo.

No obstante ello, se tratan de dos maneras distintas de definir cual sería la forma más correcta de vida, que es siempre la pregunta de aquellos que apuestan por la vida de la sabiduría. Esto es en esencia el también llamado problema teológico político: “El problema teológico político, como Strauss lo articula en concreto, a través de una pregunta fundamental, a saber, si que el hombre puede acceder al conocimiento de lo bueno a fin de poder guiar su vida individual o colectiva con el propio esfuerzo de sus poderes naturales o si es que éste es dependiente de la revelación divina “.

Es verdad, - como anota Strauss – que la tradición Bíblica, se basa en la presencia de un Dios misterioso cuya presencia se siente pero no es visible y solamente se sabe sobre él cuando lo hace de conocimiento a través de su palabra (por ejemplo con frases como “yo soy el que soy”) . Dice al respecto Strauss:
“En casi todos los aspectos, la palabra de Dios, en cuanto revelada a sus profetas y sobre todo a Moisés, se convierten en la fuente del conocimiento del bien y del mal, el verdadero árbol del conocimiento, que es al mismo tiempo el árbol de la vida”

En cambio, en el caso por ejemplo del Dios Platónico, éste no crea al mundo con su palabra sino a través de la contemplación de las ideas eternas que están por encima de él, en este sentido, la teología obviamente no daría espacio para la doctrina de las ideas.

Sin embargo, no hay que soslayar que en la práctica la filosofía no puede refutar a la fe así como tampoco la fe podría refutar a la filosofía , de esta manera se tendría que arribar a una conclusión que podría poner en duda la afirmación hecha anteriormente sobre el predominio de la filosofía sobre la teología, y esto por la sencilla razón que si no es posible refutar la teología entonces la elección de la filosofía sería finalmente una cuestión de fe.

El mundo Occidental ha tratado aparentemente de integrar o sintetizar la fe con la razón, pero lo que ha surgido como dice Strauss no es una integración sino un intento de integración , no obstante se tendrá que concluir con que este esfuerzo de armonización está condenado al fracaso porque cada una de ellas coloca una cosa como única y necesaria, a saber, la Biblia, tomará la vida del amor obediente y la Filosofía tomará la vida del entendimiento autónomo.

Pero, si bien como hemos visto ambas son necesarias para el desarrollo del mundo Occidental, el inicio de la modernidad podría decirse que empezó al momento de pretenderse la superación de la tensión. Es interesante en caso señalar el modo como dentro del llamado Racionalismo Medieval (Maimónides, Averroes etc) se logró una relación de igual respeto hacia cada una de esas tradiciones, a través de la distinción entre lo esotérico y lo exotérico, por lo cual en el plano esotérico se entendía que la vida filosófica era la vida de la búsqueda del conocimiento colocándose aquí en un plano de superioridad frente a la vida de la obediencia. Sin embargo, en el plano exotérico, los racionalistas medievales estaban subordinados a la ley. Esta fue entonces la manera inteligente como se manejó la tensión en este periodo. Sin embargo, Strauss deja entrever la posibilidad de que fuera a través del Tomismo, cuando en un intento por armonizarlos e integrarlos, se produjo la subordinación de la filosofía hacia la revelación , lo cual abrirá el camino hacia otra subordinación aun más problemática, la de la revelación dependiente ahora de la filosofía, esto comenzaría con Maquiavelo, y sería el punto de partida de la modernidad y su desarrollo desde el Positivismo hacia el Historicismo, y desde el Historicismo al Nihilismo.

Sin duda alguna, la grandeza de nuestra cultura Occidental dependerá de la recuperación de estas dos grandes tradiciones y de la restauración de su tensión, tarea difícil en la actualidad que exhibe más bien un vaciamiento de la razón y de la fe.

28 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Eduardo:
tengo algunas dudas sobre lo que dices. Tú dices que la filosofía no puede refutar a la teología ni viceversa. Para ello, la filosofía o la teología tendrían que seguir dos estrategias: (i) decir que la definición de una "vida buena" de una u otra concepción es falsa. Con ello, a lo más se demostraría que la definición de la filosofía o teología es falsa, mas no
demuestra que es la "vida buena". (ii) una vez que se demuestra la falsedad de la definición de la contraparte, se tiene que proponer una definición de qué es "vida buena" y que esta es verdadera.

Ahora bien, no creo que se pueda predicar la verdad o falsedad de una vida buena. Ello, sólo se puede predicar sólo de hechos, mas no de juicios de valor en sí.
En todo caso, se deben dar criterios que permitan evaluar si un determinado estilo o modo de vida permite conseguir ciertos fines que son considerados valiosos. Aquí surgen dos problemas, ¿cómo y quién define estos criterios? ¿cómo se verifican los efectos de estos criterios en la realidad? Una vez definido estos criterios, ¿qué sucederá con las personas que no adecuen su conducta con estos criterios? Como eres filósofo del Derecho, te hago esa pregunta por el caracter coercitivo del Derecho.
Finalmente, no crees que es mejor lograr consensos alrededor de que conductas son inaceptables o intolerables para la vida en sociedad, que buscar un modelo de "vida buena" al cual todos deben aspirar.
Me parece que es más fácil lograr acuerdos o, si quieres, demostrar que condductas no te hacen un buen padre, que establecer cuáles son los criterios que te hacen un buen padre.
saludos,
César

Anónimo dijo...

Eduardo:
(i) otra forma de rechazar una teoría es demostrando su invalidez lógica, esto es, que de sus premisas no se deriven sus consecuencias. Esta es otra estrategia para rechazar una teoría.
(ii) para que la teología o filosofía se refuten entre sí deben estar dentro del mismo marco conceptual. Si no es así, no se pueden refutar. Son cosas distintas.
saludos,
César

eduardo hernando nieto dijo...

Hola Cesar, a ver en principio hay que señalar que en la filosofía se parte del concepto de naturaleza teleologica por lo tanto el saber que es la vida buena significa seguir el sentido de esta naturaleza, por otro lado en la revelacion "la ley" es lo que determina que es la vida buena. Ahora la relacion se da en terminos de que al final puede ser que por fe uno crea en que existe la naturaleza teleologica mientras que en el lado de la fe se busca darle una justificacion racional a la revelacion. Asi que esto muesta su mutua dependencia. Lo importante es que ambas posturas buscan darle significado a la vida humana, mientras que los liberales tipo Habermas o Rorty disfrutan o han disfrutado del vaciamiento de la existencia
saludos
eduardo

Gonzalo Gamio dijo...

Estimado Eduardo:

Te copio un comentario aclaratorio que he puesto en mi Blog:

Aprovecho para hacer una aclaración importante.

Está circulando en un pintoresco blog la idea velada de que un grupo de “blogs liberales” están intentando atacar sistemáticamente el prestigio del Dr. Eduardo Hernando Nieto. El autor de ese blog insinúa veladamente que mi espacio puede estar desarrollando esa clase de ataques. Esa es una insinuación disparatada que yo rechazo.

En primer lugar, considero a Eduardo Hernando Nieto un amigo que aprecio y respeto y cuya obra he leído. No comulgo con sus ideas conservadoras y las he criticado argumentativamente, pero siempre en buena lid y en una relación de cordialidad y mutuo reconocimiento. Hemos debatido públicamente cuatro veces – en la UNMSM, en la PUCP, y dos veces por escrito -, y espero que estos intercambios se incrementen, porque todos hemos aprendido de ellos, y nos ha enriquecido. Martín Tanaka comentaba al respecto que estos debates constituían ya “un clásico” en las discusiones de los profesores jóvenes en Ciencias Humanas y Sociales en Lima. Estos debates se llevaban a cabo con respeto y aprecio. Lo atestiguan mis alumnos y los suyos.

Considero, además, que Eduardo defiende tesis que deben ser contestadas desde y en la democracia. Por ejemplo, la tesis de que la democracia liberal no le ha dado una atención suficiente a las situaciones de excepción es un punto que el pensamiento liberal tiene que desarrollar y criticar. Es un área de discusión importante. Esta tesis de Eduardo no es para nada “bullshit”, y estamos interesados en contestarla. Por eso distingo entre su versión del antiliberalismo y otras versiones más arcaizantes, que encuentro problemáticas.

Eduardo es un buen académico y una buena persona. Siempre he dicho que Eduardo no oculta sus puntos de vista, y dialoga con transparencia y buena disposición. En una reciente controversia blogosférica sobre el “canon literario metapolítico”, he señalado que la discusión con él no debe centrarse en la “denuncia ideológica”, muchas veces simplificadora, sino en el examen atento de sus libros, “Pensando peligrosamente” y “reconstruyendo la legalidad”. He dicho que sus posiciones son “tradicionalistas”, en sentido estricto, y que no deben ser caricaturizadas. Personas que asumen ideas cercanas a Eduardo – como Carlos Pérez, Raúl Haro y GB – pueden dar fe que mi intercambio de ideas con él siempre ha sido amistoso y riguroso. Por ello rechazo cualquier insinuación maliciosa que vaya en una dirección diferente.

Saludos,
Gonzalo.

DINTILAKO dijo...

Eduardo, en un post anterior acerca de este si se podría decir debate, alguien que firma como Carlos se preguntaba lo sgte:

CARLOS dijo...
Y para todo esto… ¿que fue del señor Marcos Ghio?, personaje que estuvo en Lima y que, en cierto modo, dio origen a todo este debate.

Pues parece que la cosa ha ido a mayores, les dejo el comentario que Ghio a dejado en el blog de Faveron, donde anuncia que lo demandara por agravio y calumnia:

marcos Ghio dijo...
El catedrático Faverón, además de acusarme sin fundamento de haber sido expulsado de la universidad por mis ideas extremistas, a pesar de explicarnos que Evola le resulta imposible de leer, se anima igualmente a criticarlo indudablemente aplicando los mismos métodos de la literatura fantástica. Faveron se indigna también porque Evola ha hecho un prólogo de los Protocolos de los Ancianos Sabios de Sión. Claro una vez más, si lo hubiera leído hubiera hallado una extraordinaria defensa de los judíos, reconocida por muchos de éstos. Allí él se opone a adjudicar la autoría de dicho fundamental texto a una sociedad secreta judía con el contundente argumento de que una organización de tal tipo nunca lleva las actas de sus reuniones. Pero agrega también que el hecho de no haya sido elaborado por los judíos no le quita valor al texto, pues el mismo ha demostrado con creces estar cumpliéndose cada vez más. Un ejemplo de ello ha sido lo acontecido recientemente en vuestro país con mi persona. Dicen los Protocolos. “Si quieres destruir una nación siembra a propósito doctrinas e informaciones falsas entre sus habitantes”.

Por último lo prometido. Al que me amenazaba de muerte le pregunté cómo se decía pelotudo en peruano. Ahora que por haber estado en vuestro país ya lo sé quiero comentarle que demandaré a todos los huevones que me han agraviado y calumniado y que donaré todo lo que recaude entre las instituciones de bien público de vuestro país a fin de colaborar a que vuestra renta sea distribuida entre personas decentes.
Atentamente. Marcos Ghio

Anónimo dijo...

Al igual que ese blog pintoresco, pienso que tanto Gonzalo Gamio cuanto Faverón están en una campaña de desprestigio.

Aunque entiendo que sus reacciones son producto de su ignorancia, ideología y exceso de tiempo, pienso que no tienen justificación.

Gonzalo Gamio dijo...

Sería útil que el anónimo se documente antes de hablar. Nunca me he referido de modo agraviante contra Eduardo, ni siquiera en el contexrto de un debate académico acalorado. Revise los textos, allí están. Más allá de nuestras discrepancias intelectuales, nos respetamos y somos amigos. Eduardo mismo puede dar fe de ello.

Lo de "exceso dee tiempo" es de risa....(lo de "ignorancia" también: ignorancia es lo que el Anónimo sostiene sin conocer los documentos). El Anonimato aguanta todo.

Saludos,
Gonzalo.

eduardo hernando nieto dijo...

ciertamente, hay que excluir a gonzalo de todo este lio, tenemos muchas discrepancias pero es un caballero y no tiene nada que ver con faveron
saludos
eduardo

Dick Tonsmann dijo...

Coloco en este blog un comentario que dejé en La Coalición

Estimado Eduardo:

¿No se te ha ocurrido pensar que realmente no hay oposición entre fe y razón, sino más bien entre razón y autoridad?. Y, por lo tanto, entre fe y autoridad también.
¿No es el Dios de Abraham el mismo Dios de los filósofos? Por lo menos de aquellos que defienden la teología negativa como Tomás de Aquino. Y, por lo tanto, el Dios calvinista de Descartes y sus otras versiones como el Deus ex-machina de la lógica linguística no son Dios, por más respetable que sean sus opiniones. Sino que serían, el resultado de un problema con la autoridad que los hace desvariar (Y, por supuesto, la autoridad tampoco se salva de la crítica y la culpa)

Para seguir comentando

Dick Tonsmann

Anónimo dijo...

Ghio aparte de denunciar a Faveron, debería hacer extensiva la denuncia también a Daniel Salas

Jaime Del Castillo dijo...

Buen envio Eduardo. Aunque lo cierto es que no se hace un hombre bueno porque opte por la teología o porque opte por la filosofía racional, en ambos lados se cuecen habas, y podemos sacar ejemplos históricos bien claros y ejemplares, solamente leyendo 'Historia de los papas' de Von Ranke podemos ilustrar muchos temas. ¿O me equivoco?.

Anónimo dijo...

Salas ni siquiera menciona a Ghio.

GB dijo...

Gustavo Faverón ha vuelto a dar lástima en un nuevo post de ataque, esta vez en contra de Víctor Samuel Rivera. Lo más curioso es que pretende haberse enterado recién de las críticas que se han hecho en su contra, como si fuera concebible que alguien que vive y muere por Internet y dedica semanas a insultar a otras personas se hubiese mágicamente desentendido del mundillo de los blogs estos últimos días.

Ahora agrega que le tomó “diez días” leer a Evola y a quienes él llama “los metapolíticos”, lo que al menos representa diez días más que lo que antes confesó haberle dedicado al tema. Por desgracia, los resultados de su curso intensivo de Wikipedia son evidentes: las críticas ramplonas, mentiras e inexactitudes que se le señalaron en forma reiterada.

Como dije antes, se trata de una labor de autodestrucción francamente triste y de un nivel intelectual pobrísimo. Su última y demoledora crítica a Evola es que sus textos son “estúpidos” (los mismos textos que leyó por telepatía, sin necesidad de abrir un libro). Más encima, ahora tiene el descaro de exigir disculpas públicas a la gente que lo criticó. Se trata de un nivel de ensimismamiento insólito. Resulta que la gente que hace notar los graves errores de su argumentación y lo infantil y grosero de su comportamiento tiene que pedirle perdón (¡!). Vaya personaje.

El resto de su comentario repite las mismas cantinelas acerca de cómo no le han respondido sus “preguntas” (lo que casi cualquier otra persona llamaría insultos) y luego enumera una serie de agravios imaginarios en contra de su persona, tan respetuosa de los demás como deja en evidencia su blog. En fin, hasta hace poco intenté dialogar con uno de los defensores de Faverón, Daniel Salas, pero pese a asegurar que respondería mis últimos comentarios, me da la sensación que no pudo continuar. Una lástima, porque de las tres personas que montaron todo este show, era el único que al menos intentaba discutir.

eduardo hernando nieto dijo...

Hola GB, efectivamente Salas es el unico que al menos aun intenta discutir, pero con Faveron es perder el tiempo. Su intolerancia es digna de un fundamentalista y parece que su fin ultimo es desaparecer a quienes no piensan como el.

Si seguimos el pensamiento Schmittiano, Faveron es una buena muestra del peligro que genera el pensamiento moderno al integrar la enemistad publica con la privada, el no diferenciar la enemistad, genera discurso destructivos y de odio visceral que es lo que el exhibe
saludos
eduardo

Anónimo dijo...

¿Quién es el tercero?

Daniel Salas dijo...

Para G.B.

Voy a contestar y con un artículo lo suficientemente largo para responder a cada una de tus acusaciones u objeciones. Pero:

1. En este momento tengo que terminar un ensayo importante.

2. He querido que el tema descanse un poco para que no se me siga acusando de ser parte de una conspiración o algo parecido. No hay tal cosa.

GB dijo...

Daniel,

Como dijiste que ibas a responder y luego pasó bastante tiempo, imaginé que habías preferido terminar el asunto. No entiendo eso de dejar descansar la discusión para no ser acusado de conspirador. Yo no he acusado a nadie de conspirar y mis críticas han apuntado a argumentos o conductas que saltan a la vista y no tienen nada de oculto. ¿A dónde va a aparecer el artículo? ¿Voy a tener derecho a responderlo?

Daniel Salas dijo...

En el ínterin apareció el post de Víctor Samuel Rivera al cual es mejor no aludir. Claro que lo vas a poder responder. Se lo voy a enviar a Gonzalo Gamio. Pero primero debo terminar mi artículo sobre –precisamente— un tema hispano-islámico.

Anónimo dijo...

El tercero es Silvio Rendon, que despues de quedarse sin argumentos comenzo a pedir que censuraran a GB.

DINTILAKO dijo...

Insidia Faveronis et caetera omnes

Salas, para que metes a Gamio en esto.

Por que no lo publicas de una buena vez en el Combo, que pasa, tu también te has peleado con Silvio en una de tus tantas y acostumbradas solidaridades con Faveron. Rendon ha demostrado ser muchisimo mas sensato en este pugilato personal que Faveron pretendio perpetrar contra Eduardo.

Caetera desiderantur

Gonzalo Gamio dijo...

No hay problema, publico el artículo de Daniel, y GB también puede publicar una réplica bajo el formato de artículo en mi blog. Me comprometo a dar un espacio para ese diálogo.

Saludos,
Gonzalo.

carlos rohde dijo...

Creo que Gamio no debería meterse en este asunto. Salas podría publicar su esperado post en el Club del Combo, o mejor dicho en el Gran Combo Club, del cual es uno de sus administradores.

Dicho sea de paso, blog del cual Faverón decidio retirarse despues de una patética y vergonzoza discusión con Rendon: http://grancomboclub.com/2009/02/antes-de-ver-la-teta-asustada.html

Daniel Salas dijo...

La razón por la que prefiero publicarla en el blog de Gonzalo Gamio se debe principalmente a que en ese blog los posts se desactualizan con menos velocidad y, considerando la extensióva de mi artículo, creo que es más conveniente. Además, fue en ese blog que se inició la discusión con GB.

Ultimamente escribo muy poco en el GCC por cuestión de tiempo y no por ningún otro motivo. La cobertura sobre Bagua que allí nos ofreció Silvio Rendón ha sido la mejor. Es un blog con un alto promedio de visitas diarias (varias veces más de las que puede ambicionar La Coalición), así que vale la pena ser parte del proyecto.

GB dijo...

Yo también preferiría discutir a través del blog de una tercera persona, aprovechando que Gonzalo Gamio tuvo la gentileza de permitirlo. En el tal combo club no me gustaría hacerlo porque no tengo garantías de no ser censurado. Uno de sus administradores ya ha tratado de suprimir mis comentarios en blogs que ni siquiera le pertenecen e incluso inventado que lo insulté, así que dudo que pueda esperarme una actitud distinta. En el peor de los casos, siempre se puede abrir un blog nuevo, discutir (sin censura) y después cerrarlo.

El Hidalgo dijo...

Muy interesante blog.
Te dejo el mio.
Soy de Argentina.
Si te interesa puedo adherir tu blog a esta red de cultura y pensamiento disidente.
Un saludo

www.culturantipodas.blogspot.com

eduardo hernando nieto dijo...

PAra el HIdalgo, interesante tambien tu pagina, si claro puedes poner un enlace
un saludo
eduardo

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Rodolfo Plata dijo...

JAQUE MATE A LA DOCTRINA JUDAIZANTE DE LA IGLESIA. El análisis racional de los elementos que integran la triada pre-teológica judeo cristiana, nos permite: ___criticar objetivamente el profetismo judío y la cristología de San Pablo que estructuran la doctrina judaizante de la Iglesia; visualizar nítidamente que el profetismo judío es opuesto a las enseñanzas de Cristo; visualizar la omisión capital que cometió Pablo en sus epístolas al mutilar al cristianismo de la doctrina más importante para la humanidad. Desechando la prueba viviente de la trascendencia humana patente en Cristo, que se alcanza practicando las virtudes opuestas a nuestros defectos hasta adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos). Disciplina que nos da acceso a los contenidos meta concientes, y potencialidades del espíritu__ Y la urgente necesidad de formular un cristianismo laico enmarcado en la doctrina y la teoría de la trascendencia humana (sustentada por filósofos y místicos, y su veracidad comprobada por la trascendencia humana de Cristo); a fin de afrontar con éxito: “el ateismo, el islamismo, el judaísmo, el nihilismo, la nueva Era y la modernidad”, que amenazan con sofocar al cristianismo. http://es.scribd.com/doc/73946749/Jaque-Mate-a-La-Doctrina-Judaizante-de-La-Iglesia